...PINCHOS Y CANAPÉS...

miércoles, 17 de mayo de 2017

CORDERO ENTREASADO



Esta receta me la enseñó Paco y a él una vieja cocinera Zamorana.

Ahora se que no exageró cuando dijo que según él, era la mejor manera de preparar el cordero.

No es un pincho ni un aperitivo pero quería que la receta se quedáse en el blog. Ya sabéis que cuando alguna comida me encanta, aunque no tenga que ver mucho con "lo mío", me gusta dejarla aquí.

Ingredientes:

1/4 de cordero con hueso en trozos (como paquetes de tabaco mínimo)
1 cebolla en tiras finas
1 pimiento verde en tiras finas
1 zanahoria en medias monedas y ancho de un centímetro.
1/2 vaso de hojas de perejil
2 dientes de ajo pelados
1/4 vaso de vinagre
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Agua

Elaboración:

Salpimentar el lechazo y con poco aceite (sólo manchar la cacerola) dorarlo primero con la piel hacia abajo. Sin moverlo y con el aceite muy caliente.

Debe quedar muy oscuro al dorarlo.

Darle la vuelta y hacer lo mísmo con la parte del hueso. Siempre a fuego fuerte.

Sacar el cordero y dejarlo en un plato.

Retirar el aceite de la cacerola y poner aceite nuevo. La cantidad suficiente como para sofreír la cebolla a fuego medio con el pimiento y la zanahoria. Todo a la vez con algo de sal.

Rehogar hasta que la cebolla tome color marroncillo. Unos ocho o diez minutos.

Añadir el cordero y mover todo durante dos minutos.

Machacar en el mortero el perejil y el ajo con vinagre y agua, pero que apenas los cubra.

Echar el majado a la cacerola y cocinar a fuego suave 25 minutos.

Es muy importante colocar los pedazos de cordero con la piel hacia abajo. Cocinar tapado o casi tapado parte del tiempo.

Después, se ponen los trozos de cordero con la piel hacia arriba y llevarlo destapado al horno. Unos veinticinco minutos a 200º.

Debe salir oscuro y quedar una salsa/aceite.

Servir con ensalada verde (crudita)

¡Va por ti!

ALCACHOFAS CONFITADAS. SIN MÁS.





Pueden servir perfectamente como aperitivo. Están buenísimas y la presentación es bonita.

Elaboración: 

Limpia unas alcachofas que sean buenas y grandes, dejándolas en lo que se puede comer, es decir, se le quitan las tres primeras capas y el tallo. Pero el tallo no lo tiréis porque se puede aprovechar para otras cosas..¡es lo mejor de la alcachofa!.

En una olla calientas el aceite sin que llegue a estar muy fuerte. Como templado y luego metes las alcachofas. Derechas. No tumbadas y que el aceite las cubra.

Con el fuego al mínimo, 1 o 2, no más, las dejas como un par de horas o hasta que estén tiernas..muy tiernas.

Las sacas y sobre una rejilla las dejas que escurran.

Al servirlas, una a una y con cuidado, las aplastas un poco. Deben quedar como una flor.

Se les da un golpe de microondas..unos 30 segundos a temperatura máxima, se les echa unas escamas de sal y ¡ya están!.

Si quieres, aunque no es necesario, se les puede poner encima una viruta de foie o un crujiente de jamón o bacon que también podéis hacer calentándolos en el microondas hasta que crujan.

Ingredientes:

Alcachofas
Aceite de oliva virgen extra
Sal en escamas
Bacon o jamón muy picado (opcional)
Virutas de foie (opcional)

MINI HAMBURGUESAS DE PATO


Si tuviese que describir estas hamburguesas diría que son exquisitas y un lujo.

Elaboración:

En un bol se ponen las mollejas, el foie y el tocino. Todo muy picado con un poco de pimienta y sal.

Se mezcla todo bien y se hacen unas bolas que aplastaremos para darle forma a las hamburguesas que deben ser pequeñas y un tanto gorditas.

En una sartén, casi sin aceite y con un poquito de azúcar moreno, se hace la cebolleta cortada en tiritas finas. Cuando estén caramelizadas, se sacan.

En esa mísma sartén y sin limpiar hacemos las hamburguesas aprovechando la grasa de las cebollas (cuando aún no existía el aceite se sofreían las cosas aprovechando los jugos de las cebollas).

Cuando estén tostadas por un lado, se les da la vuelta y se coloca una loncha de queso un poco más grande que la hamburguesa pero que no sobresalga mucho.

Mientras tanto, en otra sartén y habiendo partido cada bollo por la mitad, los ponemos a que se tuesten. Aunque más bien es que se calienten.

Cuando todo esté hecho...¡al lío!

Primero la base del pan al que se le unta un poco de mahonesa.

Encima, sobre esa mini capa, un poco de ketchup y sobre eso unos brotes de lo que queráis.

Después va la hamburguesa con el queso que se habrá derretido un poco.

Encima una rodaja fina de tomate y encima la cebolla caramelizada.

la tapa del bollo la atravieso con una brocheta de madera larga y termino de clavarla en el resto de la hamburguesa

Ingredientes:

Mollejas de pato enlatadas (se pueden sustituir por jamón de pato)
Un poco menos que esa cantidad de mollejas de foie fresco *ver notas al final
Tocino ibérico
Lonchas de queso *ver notas al final
Cebolletas
Tomate
Ketchup
Mahonesa
Sal
Pimienta negra o como os guste (en mi caso popurrí)
Brotes de soja o lechuga
Pan de mini hamburguesas

Notas:

Se pueden hacer también en frío sustituyendo el foie fresco por micuit. Hay que picar mucho mucho el tocino, las mollejas y el micuit. Se forman las hamburguesas y listo. Así no hace falta pasarlas por la sartén.

El queso se puede sustituir por unas virutas de parmesano, pero yo como soy manchega, prefiero queso manchego.

¡Va por ti!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...